Colitis y Gastroenteritis infecciosa 

Las infecciones del tubo digestivo pueden ser agudas o crónicas, siento las primeras mucho más comunes. La principal fuente de infecciones del intestino delgado y el colon son los alimentos, sobre todo aquellos que son susceptibles a una rápida descomposición como el pescados y los mariscos. Otra fuente común de bacterias son las verduras que no son debidamente descontaminadas. Estas infecciones aumentan en épocas de calor, sobre todo cuando existen cambios bruscos en la temperatura. 

 

Las infecciones gastrointestinales pueden ser producidas por bacterias, parásitos o virus. Los principales síntomas son diarrea, dolor abdominal, distensión del abdomen, náuseas, gases, entre otros. 

 

En algunos pacientes, sobre todo en aquellos que han recibido varios tratamientos, será importante apoyarse con estudios de laboratorio para determinar la causa de la infección. El tratamiento adecuado con antibióticos, desparasitantes y otros medicamentos ayudarán a la persona a recuperar su salud. 

Es importante diferenciar entre una infección en el colon o intestino delgado de otras enfermedades como son la colitis nerviosa, enfermedades inflamatorias, entre otras. Acude con tu médico para una revisión. 

No dudes en escribirnos si requieres más información de la enfermedad o de algún procedimiento. 

Puedes agendar una cita en el hospital ABC de Observatorio o el hospital Ángeles MOCEL.